Análisis del Camino Crítico - ACC

El análisis del camino crítico (ACC) es un método utilizado para analizar una tarea complicada. En primer lugar, divide la tarea en una serie de tareas menores (o subtareas), y luego determina cuál de esas subtareas depende de otras. Por ejemplo, una empresa fabricante de automóviles no puede colocar asientos en un automóvil nuevo hasta que el automóvil sea pintado. Sin embargo, el motor del automóvil puede ser montado en el mismo momento en que e fabrican los neumáticos. Las cuentas de un restaurante pueden realizarse mientras se lavan los platos.
Esta distinción crítica entre aquellas tareas que pueden realizarse en paralelo con otras y aquellas que deben realizarse de manera secuencial permite que el analista determine cuánto llevará realizar la totalidad de la tarea, esto es, el total del tiempo que lleva realizar todas las tareas diferentes que deben llevarse a cabo de manera secuencial. Con esta información disponible, es posible calcular los recursos necesarios para realizar todas las subtareas. También es posible establecer las prioridades respecto de qué tareas deben realizarse primero y, de ese modo, determinar la secuencia en la cual deben llevarse a cabo.

El Análisis del Camino Crítico suele mostrarse mediante un cuadro de Gantt, un diagrama inventado por Henry Gantt, un consultor estadounidense que trabajaba cerca de Frederick Taylor, a principios del siglo XX.

Un gráfico Gantt muestra las diferentes subtareas que deben realizarse como un gráfico de barras horizontales. El eje horizontal del gráfico es el tiempo que demora realizar la tarea. Por lo tanto, la longitud de cada barra representa el tiempo que lleva realizar una tarea en particular. La superposición de barras representa tareas que pueden realizarse en paralelo.
BREVE RESEÑA HISTÓRICA


El análisis del camino crítico fue desarrollado en un primer momento para ser aplicado en la industria de la construcción en la cual los gerentes de proyecto necesitaban saber en qué momento contratar los servicios del plomero, el yesero, el vidriero y demás. Este método les brindó un recordatorio continuo del momento en que podían colocarse las ventas, luego de iniciada la construcción de las paredes.

El análisis del camino crítico, también comenzó a aplicarse en cuestiones más sofisticadas. Puede utilizarse, por ejemplo, a fin de determinar un plan de acción para el lanzamiento de un nuevo producto o para una expansión de la capacidad de fabricación de una firma. En la visión popular de la corporación como una cadena de valor, puede ser una herramienta útil para decidir cómo podrían reestructurarse los eslabones de la cadena para agregar aún más valor.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy interesante, me gustó mucho; Pedro Hinojosa.

Publicar un comentario en la entrada